tag-del-peor-videojuego-de-dragon-ball-ps4

Tag del peor videojuego de Dragon Ball

Dragon Ball es uno de los animes más populares a nivel mundial y como tal no iban a ser menos las desarrolladoras de videojuegos que aprovechan este tirón, sacando cientos y cientos de videojuegos de Dragon Ball al mercado. En serio, es una locura la cantidad de videojuegos que han sacado. Pero, en este vídeo, no vengo a enumeraros todos los videojuegos que han salido, sino a hacer una especie de top. Lo primero que voy a hacer es dividir el video en 6 apartados relacionados con los videojuegos: Modo Historia, Multijugador, jugabilidad, gráficos, banda sonora y modos de juego. Después, voy a analizar los videojuegos que existen de Dragon Ball desde PS2 hasta la actualidad y voy a escoger cual es para mí el peor de éstos en cada apartado, los que he mencionado antes. Con esto, crearemos el peor videojuego que podría existir de Dragon Ball. Bueno sin más dilación, espero que os guste este vídeo ya que es un tag que he visto en youtube y me ha parecido curioso, y si es así dadle a like. Suscribiros si queréis ver más videos así en el canal y si veo que os gusta mucho este vídeo haré el tag del videojuego de Dragon Ball perfecto para mí. Bueno que me enrollo, ¡empecemos!

Empezamos con el primer apartado, el modo historia. En este aspecto, salvo algunos pocos, los videojuegos de Dragon Ball son prácticamente iguales, narrando básicamente la misma historia de siempre. Pero, claramente, hay algunos peor que otros contándola y para mí el que se lleva el premio al peor modo historia es Raging Blast 2. ¿Por qué? Directamente porque ni tiene modo historia, tiene el modo galaxia que no tiene nada que ver con la historia del anime, sino que es una especie de tablero individual, bastante largo, donde eliges un personaje y realizas combates arcades. En sí, es innovador, pero personalmente me parece una basura que no tenga el modo historia original. Y más cuando su predecesor, el Raging Blast 1, había sentado las bases con un buen apartado gráfico, lo más parecido al anime hasta esa fecha, una jugabilidad bastante similar a los Budokai Tenkaichi y con el modo historia que no era tremendo ni muy fiel a las escenas originales, pero que era un principio de ello. Incomprensiblemente, Spike, que fue la desarrolladora de este juego y que se encargó también de los Budokai Tenkaichi, echó por tierra lo mejor del primero y aunque aportó novedades jugables interesantes, se quedó a medias.

Multijugador. Este apartado voy a dividirlo en dos bloques: Multijugador online y multijugador local, es decir, pantalla dividida. En el bloque de pantalla dividida escojo Raging Blast. La cámara era horrible. Ya de por sí la jugabilidad me pareció bastante mala, si juntamos la cámara y en pantalla partida puf. A veces estas luchando con uno y no ves ni siquiera a tus personajes, aunque esto también ocurría en el Budokai Tenkaichi 3, pero al menos el resto del videojuego era bueno. En el bloque online, la verdad que menos los últimos que han salido no es que hayan sido muy buenos ninguno pero hay que escoger uno así que he escogido el Dragon Ball Ultimate Tenkaichi. Un juego que tuvo una idea bastante buena pero que acabaría siendo un juego muy aburrido y repetitivo, con una jugabilidad muy discutible. La idea del modo heroe no estaba mal y los gráficos personalmente me gustaron, pero el modo online deja mucho que desear. En si el modo online no es que sea terrible, pero era habitual que al final de la partida saliera el icono de la capsule corporation en rojo y girando, y al momento te sacara a ti y al adversario fuera de la partida. Y luego estaba la parte en la que, si tu ibas ganando y el adversario iba perdiendo y tiraba del cable y se desconectaba, no te contaba la victoria o incluso te quitaban puntos a ti también por desconexión, era increíble. Los servidores dejaron mucho que desear.

Jugabilidad – En el apartado de jugabilidad tengo que elegir Dragon Ball Kinect. Un juego que podía haber sido bastante entretenido y divertido pero que acabó siendo un juego hecho con desgana y sin amor por la saga, muy limitado en su jugabilidad, sin apenas modos de juego, sin ningún tipo de minijuego y, en definitiva, un juego hecho para cumplir y fuera. La jugabilidad de este juego era bastante pésima. Simplemente eran combates 1vs1 donde con la cámara Kinect tenías que dar puñetazos, patadas, lanzar kamehamehas… etc Pero menuda guarrada de juego dios mío. No hay ningún tipo de estrategia y habilidad, casi te acabas limitando a cargar los super ataques y lanzarlos, y cuando los enemigos los interceptan, soltar puñetazos al aire como un loco, para conseguir impactar el super ataque. La cámara Kinect casi siempre fallaba, no detectaba bien los movimientos y dabas un puñetazo y a lo mejor al cabo del rato reaccionaba. Vamos, era un show verte delante de la tv haciendo el subnormal sin que el juego te reconociera. Y culpa del Kinect no era porque con otros juegos similares sí que funcionaba bien. Y si al menos hubiéramos podido hacer el subnormal con amigos… pero no, no ofrecía ningún modo para dos jugadores. Si ya daba vergüenza moverse como un loco delante de un televisor, al menos en compañía nos podríamos haber echado unas risas y pasado un buen rato.

Gráficos – En este apartado gana por goleada Dragon Ball Evolution para PSP. Un juego y sobre todo una película que jamás debería haber existido. Mira que es jodidamente mala joder, y del juego ya ni hablamos. Este juego lo creó Dimps. Para los que os informáis de quienes hacen los videojuegos y demás, lo estaréis pensando. Sí, son los mismos que hicieron juegazos como los Budokai. Quiero pensar que fueron obligados a hacer esta bazofia y la hicieron con toda la desgana posible porque si no, no lo entiendo. Bueno, sí lo entiendo, yo trabajo en Dimps y me dicen que tengo que hacer un juego de “Dragon Ball” y me presentan esta mierda y hago de todo menos el juego. Y ya no solo fue el problema de que el motor gráfico para aquella época fuera terrible, sino que todo lo era. Para empezar, el sistema de combate: ofrecía algunos combos y ni siquiera premiaba su uso. Luego, el modo historia, que se podía completar pulsando repetidamente el botón de patada o puñetazo. La campaña, por supuesto, se basaba en la narración de la película, que no tenía nada que ver con Dragon Ball y aunque se omitiera que fuera de Dragon Ball es que no duraba una mierda, una hora y media como muchísimo, vamos que no sirve ni para distraerte. Vamos, uno de los peores juegos que han salido al mercado de Dragon Ball y de la historia en sí.

Banda Sonora – En este apartado me ha costado decantarme por uno, la verdad. Lo primero porque no me acuerdo ni de la mitad y después, la mayoría de los juegos que hemos recibido en nuestro país han sido sin la banda sonora original por lo que yo recuerdo y por lo que he buscado por internet. Y el principal motivo de esto es por los derechos de autor, aunque en las versiones japonesas de algunos juegos, como los Budokai Tenkaichi, sí que han tenido su banda sonora original por lo que he podido leer. Bueno, que me enrollo. En este apartado elijo Dragon Ball Z Sagas. Como digo, no es la música original del anime, no digo que sea mala pero realmente no veo que la banda sonora que pusieron a este juego pegue demasiado con Dragon Ball. No sé, no le encuentro sentido, se lo podrían haber currado más, demasiado simple, no le da apenas vida… Además, la intro del juego me parece bastante mala, nada épica ni nada emocionante como veníamos viendo con los budokai, por ejemplo. El juego en sí es cutre, no era una mala idea, pero no supieron llevarla a cabo. No posee una amplia duración, más bien ridícula, modos de juego más bien escasos… La verdad, un juego para olvidar.

Modos de juego – Super Dragon Ball Z se lleva el premio en este apartado, por lo menos para mí, aunque en los demás también podría estar. Es un juego pésimo en su totalidad. Un juego que principalmente procedía de un arcade de las recreativas japonesas y que tiene más de Street Fighter que de Dragon Ball. No tenía modo historia y básicamente tenia dos únicos modos de juego: el modo original, que es el modo principal del juego que cuenta con 7 niveles a cuál más fácil donde la última batalla es contra Célula. Su duración es paupérrima, no dura apenas. Y después está el Z survivor que es el típico modo de supervivencia y es el modo que personalmente creo que puede dar algo de distracción. Luego están los típicos modos de entrenamiento, versus y añadía uno que era el de personalización del personaje que te permitía cambiar de color, añadir algún ítem al personaje y poco más, vamos una basura como una catedral. También hay uno que se llama Dragon Summoning donde se pueden desbloquear los pocos personajes que hay en el juego cuando has reunido las 7 bolas de dragón pasándote el modo original. En definitiva, un juego de recreativa con apenas modos de juego y que simplemente sirve para luchar un rato entre personajes y ya. Personajes que no abundaban, además, porque únicamente contaba con 13 más 5 desbloqueables, es decir, en total 18.

Y bueno, hasta aquí este tag del peor juego de Dragon Ball para mí. ¿Para vosotros cuál sería? Dejádmelo en los comentarios del vídeo. Si queréis que lo haga mi juego perfecto de Dragon Ball, dejad un like en el vídeo y no olvidéis suscribiros al canal si os gusta el contenido que voy subiendo. ¡Nos vemos en el próximo vídeo!

Publicado en Videojuegos y etiquetado .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.